Impuesto sobre la pensión alimenticia

En los últimos 75 años, las normas que regulaban el impuesto sobre la pensión alimenticia eran las siguientes: el pagador podía deducir los pagos de la pensión alimenticia y el beneficiario debía pagar el impuesto sobre los ingresos por la pensión alimenticia recibida. La legislación, bastante sencilla, sirvió para simplificar el divorcio. El cónyuge divorciado que pagaba la pensión alimenticia podía estar más tranquilo sabiendo que vería recompensadas sus deducciones fiscales y el beneficiario no quedaba exento de responsabilidad.

Esta ley ayudó a los mediadores de divorcios a mantener una relación sana entre los divorciados y a justificar aún más el proceso de pensión alimenticia. Sin embargo, a finales de 2017, la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos ejecutada por el congreso cambió las reglas del impuesto sobre la pensión alimenticia. Este cambio entró en vigor el 1 de enero de 2019 y ha hecho que el proceso de divorcio sea cada vez más difícil. De hecho, puede disuadir completamente a las parejas de divorciarse legalmente.

Deducción de impuestos sobre la pensión alimenticia

Como se indicó anteriormente, las leyes actuales de impuestos sobre la pensión alimenticia permiten al pagador deducir los pagos de pensión alimenticia y obligan al beneficiario a pagar el impuesto sobre los ingresos. El nuevo proyecto de ley de impuestos sobre la pensión alimenticia elimina por completo esta práctica. Todos y cada uno de los divorcios que tengan lugar después del 31 de diciembre de 2018 con un plan de pensión alimenticia integrado no lo deducirán ni contarán como ingresos sujetos a impuestos.

Any and all divorces-which take place after-December

Esta es una mala noticia para el pagador, especialmente si tiene grandes ingresos, ya que los cambios en el impuesto de pensión alimenticia eliminan su deducción de impuestos y no hacen nada para rectificar la circunstancia del beneficiario. Durante años, estas leyes fueron tratadas como pautas para el proceso de divorcio y ahora los abogados se tambalean por el pánico mientras intentan continuar mediando en el divorcio. Esta ley hace que el impuesto sobre los ingresos de la pensión alimenticia y la deducción de impuestos queden obsoletos y complica el proceso de divorcio.

¿Usted paga impuestos sobre la pensión alimenticia?

Para los pagos de pensión alimenticia realizados antes de 2019, y los que se divorciaron durante este tiempo, el impuesto de pensión alimenticia va a funcionar como lo hizo anteriormente. Esto significa que el pagador debe cumplir una serie de requisitos específicos y, si los cumple, los pagos de la pensión alimenticia se pueden reclamar como deducciones por encima de la línea en la declaración de impuestos del pagador. Posteriormente, el beneficiario la considerará un ingreso sujeto a impuestos, que tendrá que pagar de forma continua.

Si no se cumplen los requisitos para dicha pensión, los pagos reciben el mismo trato que la manutención de los hijos, por lo que no son deducibles para el pagador y están exentos de impuestos para el beneficiario. Ahora, más que nunca, hay cosas que debe saber sobre su cónyuge y su situación financiera.

Requisitos para una pensión alimenticia deducible

Básicamente, hay siete requisitos que consideran que la pensión alimenticia es deducible y, si no se cumplen todos, pueden dar lugar a pagos no sujetos a impuestos y no deducibles. Los requisitos de deducción de impuestos sobre la pensión alimenticia son los siguientes:

Los pagos deben hacerse en efectivo o cheque

Los pagos de pensión alimenticia deben hacerse en efectivo o con cheque en beneficio del excónyuge. No puede hacer pasar los activos recién comprados y liquidarlos como pensión alimenticia. Por ejemplo, no puede darle a su cónyuge un apartamento y reclamarlo como un pago de pensión alimenticia sujeto a impuestos.

Siga la documentación apropiada

El pagador debe realizar los pagos de acuerdo con lo que se considera un documento de divorcio (acuerdo de conciliación matrimonial, orden judicial, sentencia de divorcio, acuerdo de separación). Deben asegurarse de que los documentos proporcionen un valor fijo para la cantidad pagada e identificar dicho pago como pensión alimenticia o manutención conyugal. Estos documentos también deben servir para aclarar que los pagos son deducibles por el pagador y están sujetos a impuestos al receptor.

Sin manutención de los hijos, sin liquidación de bienes

Las pensiones alimenticias y los pagos de liquidación de bienes no son deducibles de impuestos. Debe establecerse una división estricta entre el dinero para mantener a los hijos y la pensión alimenticia para mantener al excónyuge. Si los pagos están vinculados de algún modo a los hijos o a la liquidación de la propiedad, no serán deducibles. Además, si se encuentra un vínculo años después de los pagos anteriores, puede exigirse al pagador que compense los impuestos deducidos. Esto, como es de imaginar, puede resultar bastante costoso.

Los pagos deben finalizar con el fallecimiento del destinatario

Si un pagador afirma que los pagos de pensión alimenticia terminan cuando un niño es considerado legalmente un adulto, esto puede generar una alarma para el IRS. El pagador debe asegurarse de que los pagos finalicen una vez que el destinatario haya fallecido. Esto no deja lugar a dudas sobre si la pensión alimenticia apoyó específicamente al excónyuge.

Los divorciados deben vivir separados

Si los divorciados todavía viven en la misma propiedad, los pagos de pensión alimenticia no son deducibles de impuestos.

Declaraciones de impuestos conjuntas

Si se presenta una declaración de impuestos conjunta, los pagos de pensión alimenticia no son deducibles de impuestos.

Sin pagos adicionales por adelantado

Un pagador no puede pagar la pensión alimenticia adicional adeudada por adelantado. Debe pagarse gradualmente, como se indica en los documentos de divorcio.

¿Se desglosan las deducciones?

Las deducciones fiscales por pensión alimenticia no tienen que desglosarse en la declaración de impuestos. Las deducciones se solicitan a través del formulario 1040 del IRS, que es el documento estándar de declaración de impuestos. El pagador deberá introducir el número de la Seguridad Social de su excónyuge. Declarar la pensión alimenticia es generalmente un proceso simple.

Después de 2018, lo que esto significa

La nueva legislación fiscal sobre pensiones alimenticias crea un cambio de paradigma en el propio proceso de divorcio. En cierto modo, ya lo ha hecho. Antes del cambio, un contador podía hablar con un cónyuge que se encontrara en medio del proceso de divorcio y alentarlo a través de servicios de preparación de impuestos, si iban a asumir el papel de pagador, a hacer todo lo posible para presentar el divorcio antes de 2019.

Por otro lado, podría haberse dado un consejo contrario al beneficiario, ya que podría animársele a retrasar la finalización del divorcio hasta después de 2019, con el fin de que reciba ingresos no imponibles. Por defecto, esto podría aumentar la tensión entre los cónyuges y causar más complicaciones.

Dicho esto, puede ser una bola de nieve y causar un efecto sobre cómo se maneja abiertamente la pensión alimenticia. Considere el pagador de altos ingresos y su responsabilidad de pagar la pensión alimenticia, como se indica en los documentos de divorcio, que podría ser generoso sabiendo que recibirá una deducción masiva en su declaración de impuestos. Ahora bien, si se suprime esa deducción, cabe imaginar que esa generosidad podría esfumarse.

Otros cambios

Junto con el proceso de divorcio, las nuevas leyes fiscales pueden hacer que los excónyuges, ya con acuerdos en vigor, los revisen. Pensemos en un acuerdo prenupcial, consolidado en el pasado, que se adaptó específicamente al funcionamiento de las leyes fiscales vigentes. Ahora, esto podría ser motivo de modificación, ya que un beneficiario puede tratar de sacar más dinero evitando el impuesto sobre los ingresos.

Por último, estas nuevas leyes podrían cambiar por completo el curso del divorcio de una pareja, obligándolos a reconsiderarlo, una decisión impulsada únicamente por las circunstancias financieras. Si usted es alguien que actualmente está buscando ayuda con sus impuestos, dado que estos mismos cambios están a la vuelta de la esquina, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Impuesto sobre la pensión alimenticia

En los últimos 75 años, las normas que regulaban el impuesto sobre la pensión alimenticia eran las siguientes: el pagador podía deducir los pagos de la pensión alimenticia y el beneficiario debía pagar el impuesto sobre los ingresos por la pensión alimenticia recibida. La legislación, bastante sencilla, sirvió para simplificar el divorcio. El cónyuge divorciado que pagaba la pensión alimenticia podía estar más tranquilo sabiendo que vería recompensadas sus deducciones fiscales y el beneficiario no quedaba exento de responsabilidad.

Esta ley ayudó a los mediadores de divorcios a mantener una relación sana entre los divorciados y a justificar aún más el proceso de pensión alimenticia. Sin embargo, a finales de 2017, la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos ejecutada por el congreso cambió las reglas del impuesto sobre la pensión alimenticia. Este cambio entró en vigor el 1 de enero de 2019 y ha hecho que el proceso de divorcio sea cada vez más difícil. De hecho, puede disuadir completamente a las parejas de divorciarse legalmente.

Deducción de impuestos sobre la pensión alimenticia

Como se indicó anteriormente, las leyes actuales de impuestos sobre la pensión alimenticia permiten al pagador deducir los pagos de pensión alimenticia y obligan al beneficiario a pagar el impuesto sobre los ingresos. El nuevo proyecto de ley de impuestos sobre la pensión alimenticia elimina por completo esta práctica. Todos y cada uno de los divorcios que tengan lugar después del 31 de diciembre de 2018 con un plan de pensión alimenticia integrado no lo deducirán ni contarán como ingresos sujetos a impuestos.

Any and all divorces-which take place after-December

Esta es una mala noticia para el pagador, especialmente si tiene grandes ingresos, ya que los cambios en el impuesto de pensión alimenticia eliminan su deducción de impuestos y no hacen nada para rectificar la circunstancia del beneficiario. Durante años, estas leyes fueron tratadas como pautas para el proceso de divorcio y ahora los abogados se tambalean por el pánico mientras intentan continuar mediando en el divorcio. Esta ley hace que el impuesto sobre los ingresos de la pensión alimenticia y la deducción de impuestos queden obsoletos y complica el proceso de divorcio.

¿Usted paga impuestos sobre la pensión alimenticia?

Para los pagos de pensión alimenticia realizados antes de 2019, y los que se divorciaron durante este tiempo, el impuesto de pensión alimenticia va a funcionar como lo hizo anteriormente. Esto significa que el pagador debe cumplir una serie de requisitos específicos y, si los cumple, los pagos de la pensión alimenticia se pueden reclamar como deducciones por encima de la línea en la declaración de impuestos del pagador. Posteriormente, el beneficiario la considerará un ingreso sujeto a impuestos, que tendrá que pagar de forma continua.

Si no se cumplen los requisitos para dicha pensión, los pagos reciben el mismo trato que la manutención de los hijos, por lo que no son deducibles para el pagador y están exentos de impuestos para el beneficiario. Ahora, más que nunca, hay cosas que debe saber sobre su cónyuge y su situación financiera.

Requisitos para una pensión alimenticia deducible

Básicamente, hay siete requisitos que consideran que la pensión alimenticia es deducible y, si no se cumplen todos, pueden dar lugar a pagos no sujetos a impuestos y no deducibles. Los requisitos de deducción de impuestos sobre la pensión alimenticia son los siguientes:

Los pagos deben hacerse en efectivo o cheque

Los pagos de pensión alimenticia deben hacerse en efectivo o con cheque en beneficio del excónyuge. No puede hacer pasar los activos recién comprados y liquidarlos como pensión alimenticia. Por ejemplo, no puede darle a su cónyuge un apartamento y reclamarlo como un pago de pensión alimenticia sujeto a impuestos.

Siga la documentación apropiada

El pagador debe realizar los pagos de acuerdo con lo que se considera un documento de divorcio (acuerdo de conciliación matrimonial, orden judicial, sentencia de divorcio, acuerdo de separación). Deben asegurarse de que los documentos proporcionen un valor fijo para la cantidad pagada e identificar dicho pago como pensión alimenticia o manutención conyugal. Estos documentos también deben servir para aclarar que los pagos son deducibles por el pagador y están sujetos a impuestos al receptor.

Sin manutención de los hijos, sin liquidación de bienes

Las pensiones alimenticias y los pagos de liquidación de bienes no son deducibles de impuestos. Debe establecerse una división estricta entre el dinero para mantener a los hijos y la pensión alimenticia para mantener al excónyuge. Si los pagos están vinculados de algún modo a los hijos o a la liquidación de la propiedad, no serán deducibles. Además, si se encuentra un vínculo años después de los pagos anteriores, puede exigirse al pagador que compense los impuestos deducidos. Esto, como es de imaginar, puede resultar bastante costoso.

Los pagos deben finalizar con el fallecimiento del destinatario

Si un pagador afirma que los pagos de pensión alimenticia terminan cuando un niño es considerado legalmente un adulto, esto puede generar una alarma para el IRS. El pagador debe asegurarse de que los pagos finalicen una vez que el destinatario haya fallecido. Esto no deja lugar a dudas sobre si la pensión alimenticia apoyó específicamente al excónyuge.

Los divorciados deben vivir separados

Si los divorciados todavía viven en la misma propiedad, los pagos de pensión alimenticia no son deducibles de impuestos.

Declaraciones de impuestos conjuntas

Si se presenta una declaración de impuestos conjunta, los pagos de pensión alimenticia no son deducibles de impuestos.

Sin pagos adicionales por adelantado

Un pagador no puede pagar la pensión alimenticia adicional adeudada por adelantado. Debe pagarse gradualmente, como se indica en los documentos de divorcio.

¿Se desglosan las deducciones?

Las deducciones fiscales por pensión alimenticia no tienen que desglosarse en la declaración de impuestos. Las deducciones se solicitan a través del formulario 1040 del IRS, que es el documento estándar de declaración de impuestos. El pagador deberá introducir el número de la Seguridad Social de su excónyuge. Declarar la pensión alimenticia es generalmente un proceso simple.

Después de 2018, lo que esto significa

La nueva legislación fiscal sobre pensiones alimenticias crea un cambio de paradigma en el propio proceso de divorcio. En cierto modo, ya lo ha hecho. Antes del cambio, un contador podía hablar con un cónyuge que se encontrara en medio del proceso de divorcio y alentarlo a través de servicios de preparación de impuestos, si iban a asumir el papel de pagador, a hacer todo lo posible para presentar el divorcio antes de 2019.

Por otro lado, podría haberse dado un consejo contrario al beneficiario, ya que podría animársele a retrasar la finalización del divorcio hasta después de 2019, con el fin de que reciba ingresos no imponibles. Por defecto, esto podría aumentar la tensión entre los cónyuges y causar más complicaciones.

Dicho esto, puede ser una bola de nieve y causar un efecto sobre cómo se maneja abiertamente la pensión alimenticia. Considere el pagador de altos ingresos y su responsabilidad de pagar la pensión alimenticia, como se indica en los documentos de divorcio, que podría ser generoso sabiendo que recibirá una deducción masiva en su declaración de impuestos. Ahora bien, si se suprime esa deducción, cabe imaginar que esa generosidad podría esfumarse.

Otros cambios

Junto con el proceso de divorcio, las nuevas leyes fiscales pueden hacer que los excónyuges, ya con acuerdos en vigor, los revisen. Pensemos en un acuerdo prenupcial, consolidado en el pasado, que se adaptó específicamente al funcionamiento de las leyes fiscales vigentes. Ahora, esto podría ser motivo de modificación, ya que un beneficiario puede tratar de sacar más dinero evitando el impuesto sobre los ingresos.

Por último, estas nuevas leyes podrían cambiar por completo el curso del divorcio de una pareja, obligándolos a reconsiderarlo, una decisión impulsada únicamente por las circunstancias financieras. Si usted es alguien que actualmente está buscando ayuda con sus impuestos, dado que estos mismos cambios están a la vuelta de la esquina, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Obtenga una consulta personal.

Al ingresar su número de teléfono y haciendo clic en el botón de "Comenzar", usted está proporcionando su firma electrónica y consentimiento para que Community Tax LLC y/o sus proveedores de servicios le contacten al número telefónico que nos proporcionó para brindarle información y ofertas usando un sistema automatizado, mensajes pre-grabados, y/o mensajes de texto. El otorgarnos su consentimiento no forma parte de los requisitos para comprar nuestros servicios. Costos adicionales por mensajes y datos pueden aplicar.

Related Reading

Impuesto sobre la pensión alimenticia

En los últimos 75 años, las normas que regulaban el impuesto sobre la pensión alimenticia eran las siguientes: el pagador podía deducir los pagos de la pensión alimenticia y el beneficiario debía pagar el impuesto sobre los ingresos por la pensión alimenticia recibida. La legislación, bastante sencilla, sirvió para simplificar el divorcio. El cónyuge divorciado que pagaba la pensión alimenticia podía estar más tranquilo sabiendo que vería recompensadas sus deducciones fiscales y el beneficiario no quedaba exento de responsabilidad.

Esta ley ayudó a los mediadores de divorcios a mantener una relación sana entre los divorciados y a justificar aún más el proceso de pensión alimenticia. Sin embargo, a finales de 2017, la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos ejecutada por el congreso cambió las reglas del impuesto sobre la pensión alimenticia. Este cambio entró en vigor el 1 de enero de 2019 y ha hecho que el proceso de divorcio sea cada vez más difícil. De hecho, puede disuadir completamente a las parejas de divorciarse legalmente.

Deducción de impuestos sobre la pensión alimenticia

Como se indicó anteriormente, las leyes actuales de impuestos sobre la pensión alimenticia permiten al pagador deducir los pagos de pensión alimenticia y obligan al beneficiario a pagar el impuesto sobre los ingresos. El nuevo proyecto de ley de impuestos sobre la pensión alimenticia elimina por completo esta práctica. Todos y cada uno de los divorcios que tengan lugar después del 31 de diciembre de 2018 con un plan de pensión alimenticia integrado no lo deducirán ni contarán como ingresos sujetos a impuestos.

Any and all divorces-which take place after-December

Esta es una mala noticia para el pagador, especialmente si tiene grandes ingresos, ya que los cambios en el impuesto de pensión alimenticia eliminan su deducción de impuestos y no hacen nada para rectificar la circunstancia del beneficiario. Durante años, estas leyes fueron tratadas como pautas para el proceso de divorcio y ahora los abogados se tambalean por el pánico mientras intentan continuar mediando en el divorcio. Esta ley hace que el impuesto sobre los ingresos de la pensión alimenticia y la deducción de impuestos queden obsoletos y complica el proceso de divorcio.

¿Usted paga impuestos sobre la pensión alimenticia?

Para los pagos de pensión alimenticia realizados antes de 2019, y los que se divorciaron durante este tiempo, el impuesto de pensión alimenticia va a funcionar como lo hizo anteriormente. Esto significa que el pagador debe cumplir una serie de requisitos específicos y, si los cumple, los pagos de la pensión alimenticia se pueden reclamar como deducciones por encima de la línea en la declaración de impuestos del pagador. Posteriormente, el beneficiario la considerará un ingreso sujeto a impuestos, que tendrá que pagar de forma continua.

Si no se cumplen los requisitos para dicha pensión, los pagos reciben el mismo trato que la manutención de los hijos, por lo que no son deducibles para el pagador y están exentos de impuestos para el beneficiario. Ahora, más que nunca, hay cosas que debe saber sobre su cónyuge y su situación financiera.

Requisitos para una pensión alimenticia deducible

Básicamente, hay siete requisitos que consideran que la pensión alimenticia es deducible y, si no se cumplen todos, pueden dar lugar a pagos no sujetos a impuestos y no deducibles. Los requisitos de deducción de impuestos sobre la pensión alimenticia son los siguientes:

Los pagos deben hacerse en efectivo o cheque

Los pagos de pensión alimenticia deben hacerse en efectivo o con cheque en beneficio del excónyuge. No puede hacer pasar los activos recién comprados y liquidarlos como pensión alimenticia. Por ejemplo, no puede darle a su cónyuge un apartamento y reclamarlo como un pago de pensión alimenticia sujeto a impuestos.

Siga la documentación apropiada

El pagador debe realizar los pagos de acuerdo con lo que se considera un documento de divorcio (acuerdo de conciliación matrimonial, orden judicial, sentencia de divorcio, acuerdo de separación). Deben asegurarse de que los documentos proporcionen un valor fijo para la cantidad pagada e identificar dicho pago como pensión alimenticia o manutención conyugal. Estos documentos también deben servir para aclarar que los pagos son deducibles por el pagador y están sujetos a impuestos al receptor.

Sin manutención de los hijos, sin liquidación de bienes

Las pensiones alimenticias y los pagos de liquidación de bienes no son deducibles de impuestos. Debe establecerse una división estricta entre el dinero para mantener a los hijos y la pensión alimenticia para mantener al excónyuge. Si los pagos están vinculados de algún modo a los hijos o a la liquidación de la propiedad, no serán deducibles. Además, si se encuentra un vínculo años después de los pagos anteriores, puede exigirse al pagador que compense los impuestos deducidos. Esto, como es de imaginar, puede resultar bastante costoso.

Los pagos deben finalizar con el fallecimiento del destinatario

Si un pagador afirma que los pagos de pensión alimenticia terminan cuando un niño es considerado legalmente un adulto, esto puede generar una alarma para el IRS. El pagador debe asegurarse de que los pagos finalicen una vez que el destinatario haya fallecido. Esto no deja lugar a dudas sobre si la pensión alimenticia apoyó específicamente al excónyuge.

Los divorciados deben vivir separados

Si los divorciados todavía viven en la misma propiedad, los pagos de pensión alimenticia no son deducibles de impuestos.

Declaraciones de impuestos conjuntas

Si se presenta una declaración de impuestos conjunta, los pagos de pensión alimenticia no son deducibles de impuestos.

Sin pagos adicionales por adelantado

Un pagador no puede pagar la pensión alimenticia adicional adeudada por adelantado. Debe pagarse gradualmente, como se indica en los documentos de divorcio.

¿Se desglosan las deducciones?

Las deducciones fiscales por pensión alimenticia no tienen que desglosarse en la declaración de impuestos. Las deducciones se solicitan a través del formulario 1040 del IRS, que es el documento estándar de declaración de impuestos. El pagador deberá introducir el número de la Seguridad Social de su excónyuge. Declarar la pensión alimenticia es generalmente un proceso simple.

Después de 2018, lo que esto significa

La nueva legislación fiscal sobre pensiones alimenticias crea un cambio de paradigma en el propio proceso de divorcio. En cierto modo, ya lo ha hecho. Antes del cambio, un contador podía hablar con un cónyuge que se encontrara en medio del proceso de divorcio y alentarlo a través de servicios de preparación de impuestos, si iban a asumir el papel de pagador, a hacer todo lo posible para presentar el divorcio antes de 2019.

Por otro lado, podría haberse dado un consejo contrario al beneficiario, ya que podría animársele a retrasar la finalización del divorcio hasta después de 2019, con el fin de que reciba ingresos no imponibles. Por defecto, esto podría aumentar la tensión entre los cónyuges y causar más complicaciones.

Dicho esto, puede ser una bola de nieve y causar un efecto sobre cómo se maneja abiertamente la pensión alimenticia. Considere el pagador de altos ingresos y su responsabilidad de pagar la pensión alimenticia, como se indica en los documentos de divorcio, que podría ser generoso sabiendo que recibirá una deducción masiva en su declaración de impuestos. Ahora bien, si se suprime esa deducción, cabe imaginar que esa generosidad podría esfumarse.

Otros cambios

Junto con el proceso de divorcio, las nuevas leyes fiscales pueden hacer que los excónyuges, ya con acuerdos en vigor, los revisen. Pensemos en un acuerdo prenupcial, consolidado en el pasado, que se adaptó específicamente al funcionamiento de las leyes fiscales vigentes. Ahora, esto podría ser motivo de modificación, ya que un beneficiario puede tratar de sacar más dinero evitando el impuesto sobre los ingresos.

Por último, estas nuevas leyes podrían cambiar por completo el curso del divorcio de una pareja, obligándolos a reconsiderarlo, una decisión impulsada únicamente por las circunstancias financieras. Si usted es alguien que actualmente está buscando ayuda con sus impuestos, dado que estos mismos cambios están a la vuelta de la esquina, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Impuesto sobre la pensión alimenticia

En los últimos 75 años, las normas que regulaban el impuesto sobre la pensión alimenticia eran las siguientes: el pagador podía deducir los pagos de la pensión alimenticia y el beneficiario debía pagar el impuesto sobre los ingresos por la pensión alimenticia recibida. La legislación, bastante sencilla, sirvió para simplificar el divorcio. El cónyuge divorciado que pagaba la pensión alimenticia podía estar más tranquilo sabiendo que vería recompensadas sus deducciones fiscales y el beneficiario no quedaba exento de responsabilidad.

Esta ley ayudó a los mediadores de divorcios a mantener una relación sana entre los divorciados y a justificar aún más el proceso de pensión alimenticia. Sin embargo, a finales de 2017, la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos ejecutada por el congreso cambió las reglas del impuesto sobre la pensión alimenticia. Este cambio entró en vigor el 1 de enero de 2019 y ha hecho que el proceso de divorcio sea cada vez más difícil. De hecho, puede disuadir completamente a las parejas de divorciarse legalmente.

Deducción de impuestos sobre la pensión alimenticia

Como se indicó anteriormente, las leyes actuales de impuestos sobre la pensión alimenticia permiten al pagador deducir los pagos de pensión alimenticia y obligan al beneficiario a pagar el impuesto sobre los ingresos. El nuevo proyecto de ley de impuestos sobre la pensión alimenticia elimina por completo esta práctica. Todos y cada uno de los divorcios que tengan lugar después del 31 de diciembre de 2018 con un plan de pensión alimenticia integrado no lo deducirán ni contarán como ingresos sujetos a impuestos.

Any and all divorces-which take place after-December

Esta es una mala noticia para el pagador, especialmente si tiene grandes ingresos, ya que los cambios en el impuesto de pensión alimenticia eliminan su deducción de impuestos y no hacen nada para rectificar la circunstancia del beneficiario. Durante años, estas leyes fueron tratadas como pautas para el proceso de divorcio y ahora los abogados se tambalean por el pánico mientras intentan continuar mediando en el divorcio. Esta ley hace que el impuesto sobre los ingresos de la pensión alimenticia y la deducción de impuestos queden obsoletos y complica el proceso de divorcio.

¿Usted paga impuestos sobre la pensión alimenticia?

Para los pagos de pensión alimenticia realizados antes de 2019, y los que se divorciaron durante este tiempo, el impuesto de pensión alimenticia va a funcionar como lo hizo anteriormente. Esto significa que el pagador debe cumplir una serie de requisitos específicos y, si los cumple, los pagos de la pensión alimenticia se pueden reclamar como deducciones por encima de la línea en la declaración de impuestos del pagador. Posteriormente, el beneficiario la considerará un ingreso sujeto a impuestos, que tendrá que pagar de forma continua.

Si no se cumplen los requisitos para dicha pensión, los pagos reciben el mismo trato que la manutención de los hijos, por lo que no son deducibles para el pagador y están exentos de impuestos para el beneficiario. Ahora, más que nunca, hay cosas que debe saber sobre su cónyuge y su situación financiera.

Requisitos para una pensión alimenticia deducible

Básicamente, hay siete requisitos que consideran que la pensión alimenticia es deducible y, si no se cumplen todos, pueden dar lugar a pagos no sujetos a impuestos y no deducibles. Los requisitos de deducción de impuestos sobre la pensión alimenticia son los siguientes:

Los pagos deben hacerse en efectivo o cheque

Los pagos de pensión alimenticia deben hacerse en efectivo o con cheque en beneficio del excónyuge. No puede hacer pasar los activos recién comprados y liquidarlos como pensión alimenticia. Por ejemplo, no puede darle a su cónyuge un apartamento y reclamarlo como un pago de pensión alimenticia sujeto a impuestos.

Siga la documentación apropiada

El pagador debe realizar los pagos de acuerdo con lo que se considera un documento de divorcio (acuerdo de conciliación matrimonial, orden judicial, sentencia de divorcio, acuerdo de separación). Deben asegurarse de que los documentos proporcionen un valor fijo para la cantidad pagada e identificar dicho pago como pensión alimenticia o manutención conyugal. Estos documentos también deben servir para aclarar que los pagos son deducibles por el pagador y están sujetos a impuestos al receptor.

Sin manutención de los hijos, sin liquidación de bienes

Las pensiones alimenticias y los pagos de liquidación de bienes no son deducibles de impuestos. Debe establecerse una división estricta entre el dinero para mantener a los hijos y la pensión alimenticia para mantener al excónyuge. Si los pagos están vinculados de algún modo a los hijos o a la liquidación de la propiedad, no serán deducibles. Además, si se encuentra un vínculo años después de los pagos anteriores, puede exigirse al pagador que compense los impuestos deducidos. Esto, como es de imaginar, puede resultar bastante costoso.

Los pagos deben finalizar con el fallecimiento del destinatario

Si un pagador afirma que los pagos de pensión alimenticia terminan cuando un niño es considerado legalmente un adulto, esto puede generar una alarma para el IRS. El pagador debe asegurarse de que los pagos finalicen una vez que el destinatario haya fallecido. Esto no deja lugar a dudas sobre si la pensión alimenticia apoyó específicamente al excónyuge.

Los divorciados deben vivir separados

Si los divorciados todavía viven en la misma propiedad, los pagos de pensión alimenticia no son deducibles de impuestos.

Declaraciones de impuestos conjuntas

Si se presenta una declaración de impuestos conjunta, los pagos de pensión alimenticia no son deducibles de impuestos.

Sin pagos adicionales por adelantado

Un pagador no puede pagar la pensión alimenticia adicional adeudada por adelantado. Debe pagarse gradualmente, como se indica en los documentos de divorcio.

¿Se desglosan las deducciones?

Las deducciones fiscales por pensión alimenticia no tienen que desglosarse en la declaración de impuestos. Las deducciones se solicitan a través del formulario 1040 del IRS, que es el documento estándar de declaración de impuestos. El pagador deberá introducir el número de la Seguridad Social de su excónyuge. Declarar la pensión alimenticia es generalmente un proceso simple.

Después de 2018, lo que esto significa

La nueva legislación fiscal sobre pensiones alimenticias crea un cambio de paradigma en el propio proceso de divorcio. En cierto modo, ya lo ha hecho. Antes del cambio, un contador podía hablar con un cónyuge que se encontrara en medio del proceso de divorcio y alentarlo a través de servicios de preparación de impuestos, si iban a asumir el papel de pagador, a hacer todo lo posible para presentar el divorcio antes de 2019.

Por otro lado, podría haberse dado un consejo contrario al beneficiario, ya que podría animársele a retrasar la finalización del divorcio hasta después de 2019, con el fin de que reciba ingresos no imponibles. Por defecto, esto podría aumentar la tensión entre los cónyuges y causar más complicaciones.

Dicho esto, puede ser una bola de nieve y causar un efecto sobre cómo se maneja abiertamente la pensión alimenticia. Considere el pagador de altos ingresos y su responsabilidad de pagar la pensión alimenticia, como se indica en los documentos de divorcio, que podría ser generoso sabiendo que recibirá una deducción masiva en su declaración de impuestos. Ahora bien, si se suprime esa deducción, cabe imaginar que esa generosidad podría esfumarse.

Otros cambios

Junto con el proceso de divorcio, las nuevas leyes fiscales pueden hacer que los excónyuges, ya con acuerdos en vigor, los revisen. Pensemos en un acuerdo prenupcial, consolidado en el pasado, que se adaptó específicamente al funcionamiento de las leyes fiscales vigentes. Ahora, esto podría ser motivo de modificación, ya que un beneficiario puede tratar de sacar más dinero evitando el impuesto sobre los ingresos.

Por último, estas nuevas leyes podrían cambiar por completo el curso del divorcio de una pareja, obligándolos a reconsiderarlo, una decisión impulsada únicamente por las circunstancias financieras. Si usted es alguien que actualmente está buscando ayuda con sus impuestos, dado que estos mismos cambios están a la vuelta de la esquina, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Obtenga una consulta personal.

Al ingresar su número de teléfono y haciendo clic en el botón de "Comenzar", usted está proporcionando su firma electrónica y consentimiento para que Community Tax LLC y/o sus proveedores de servicios le contacten al número telefónico que nos proporcionó para brindarle información y ofertas usando un sistema automatizado, mensajes pre-grabados, y/o mensajes de texto. El otorgarnos su consentimiento no forma parte de los requisitos para comprar nuestros servicios. Costos adicionales por mensajes y datos pueden aplicar.