Servicios

Acuerdo de pago a plazos del IRS

Acuerdo de pago a plazos del IRS

¿Qué pasa si no puedo hacer el siguiente pago de mi acuerdo de pago a plazos actual?

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) sabe que las dificultades financieras ocurren.

E incluso en los acuerdos de pago a plazos más elaborados, gastos inesperados de cuentas médicas y accidentes automovilísticos o cambios en los ingresos debido a la pérdida de un trabajo pueden imposibilitarle pagar su plan de pago aprobado a corto o largo plazo. Los planes de pago a plazos no son solo para los contribuyentes de bajos ingresos. En su lugar, un acuerdo de financiación de pago a plazos le permite con un gravamen fiscal.

Si se encuentra en esta situación, no pierda la esperanza, lo más importante es actuar inmediatamente.

Póngase en contacto con el IRS tan pronto como sea consciente de que no puede pagar. Si usted no tiene los fondos para pagar de inmediato los impuestos federales no pagados que debe al Servicio de Impuestos Internos, es importante ponerse en contacto inmediatamente con la agencia gubernamental y comenzar a trabajar en un plan de pago de impuestos.

Hay un número de opciones disponibles para usted.

El IRS puede ajustar su plan de pago a plazos para reducir el importe del pago mensual y ampliar el plazo, para que sus pagos mensuales sean más manejables. Esté preparado para proporcionar pruebas al llamar, incluyendo cualquier factura inesperada o cualquier prueba de pérdida de empleo.

Es posible que califique para un Acuerdo de Pago a Plazos del IRS.

¡Descúbralo con una consulta GRATIS hoy mismo!

Al ingresar su número de teléfono y haciendo clic en el botón de "Comenzar", usted está proporcionando su firma electrónica y consentimiento para que Community Tax LLC y/o sus proveedores de servicios le contacten al número telefónico que nos proporcionó para brindarle información y ofertas usando un sistema automatizado, mensajes pre-grabados, y/o mensajes de texto. El otorgarnos su consentimiento no forma parte de los requisitos para comprar nuestros servicios. Costos adicionales por mensajes y datos pueden aplicar.

Los contribuyentes calificados que no están en dificultades financieras actualmente, pero que pueden estar muy cerca de ese nivel, pueden calificar para una Oferta en Compromiso. Si usted va a perder uno de sus acuerdos de pago a plazos, hay otras opciones disponibles, incluyendo una Oferta en Compromiso.

Esto le da la oportunidad de negociar con el IRS para reducir la cantidad que debe. A través de una Oferta en Compromiso, usted puede llegar a un acuerdo con el IRS para liquidar su obligación por menos del total que debe.

Esto se aplica principalmente a aquellos que se verían en dificultades financieras si añadieran pagos de deuda fiscal a su lista actual de gastos.

Suena muy bueno para ser verdad, ¿cierto? La buena noticia es que no lo es! Una Oferta en Compromiso es su oportunidad de negociar efectivamente con el IRS, y puede dejarle con más dinero en su bolsillo, y de vuelta en buenos términos con el IRS.

Contáctenos hoy para averiguar si califica para un acuerdo de pago a plazos del IRS.

Para calificar por una Oferta en Compromiso, usted debe reunir al menos uno de los siguientes criterios:

  • Dudas sobre su obligación fiscal: Hay razones para creer que el IRS ha hecho un error al calcular la cantidad que debe.
  • Dudas sobre su cobro: La cantidad adeudada se considera no cobrable, lo que significa que el total de sus activos e ingresos es menor que la cantidad que debe.
  • Administración fiscal eficaz: Pagar la cantidad que debe le causaría dificultades económicas excesivas.

Muchos estadounidenses optan por una Oferta en Compromiso debido a una administración fiscal efectiva, cuyo cobro causará dificultades económicas excesivas. En esta situación, el IRS determina la cantidad máxima que sería capaz de obtener de un contribuyente sin causar dificultades financieras.

Entonces, el resto del impuesto adeudado se condona y el individuo queda liberado de su responsabilidad tan pronto como el contribuyente cumpla las condiciones de su acuerdo con el IRS.

¿Pero cómo califica exactamente? Enfrentar las dificultades económicas extremas significa que, al pagar su cantidad total de impuestos, ya no tendrá los fondos para cubrir sus gastos básicos de subsistencia.

Situaciones que comúnmente causan dificultades económicas incluyen:

  • Una enfermedad a largo plazo o discapacidad que consume la mayoría de sus ingresos mensuales.
  • El cuidado de sus dependientes ocupa toda su nómina.
  • Está retirado y con un ingreso fijo.
  • Sus impuestos adeudados lo han puesto en riesgo de bancarrota.
  • Cumple con las normas federales de bajos ingresos.

Su tipo de plan actual podría haber funcionado alguna vez, pero después de revisar sus estados financieros, está claro que necesita una opción de plan diferente. El IRS tendrá en cuenta los ingresos disponibles y los activos en poder del contribuyente al tomar una determinación para una oferta en compromiso. Una Oferta en Compromiso puede hacer borrón y cuenta nueva con el IRS por mucho menos de lo que el contribuyente debe. Las Ofertas en Compromiso son difíciles de conseguir, pero ofrecen un beneficio sustancial a los contribuyentes en dificultades si califican.

Si usted opta por una Oferta en Compromiso, es importante obtener la ayuda de un profesional de impuestos. Community Tax tiene una gran experiencia en la determinación de la elegibilidad de un contribuyente para una oferta y también el mismo éxito al negociarlas para nuestros clientes.

Pueden ayudarle a elaborar un argumento convincente para calificar, así como gestionar el proceso de negociaciones. Al solicitar la ayuda de un profesional, hay una mayor probabilidad de calificar, y de un pago más bajo en su factura de impuestos.

¿Desea establecer un plan de pago para su balance de impuestos atrasados?
¿No sabe por dónde empezar?

El Acuerdo de Pago a Plazos es un método de resolución de impuestos que permite a un individuo pagar su balance durante un período que suele oscilar entre 6 meses y diez años. Dependiendo de la cantidad adeudada al IRS o a la agencia fiscal estatal, el período puede variar.

Community Tax determina la cantidad de cada pago mensual basado en los activos personales del contribuyente, propiedades y otra información financiera y negocia con el IRS para lograr ese plan de pago mensual. El pago estimado de impuestos debe ser algo que usted sabe que puede permitirse, por lo que estos acuerdos vienen en muchas formas para atender a otras obligaciones financieras y las necesidades del contribuyente sin dejar de satisfacer al IRS o la obligación fiscal estatal.

Una vez aprobado, es posible que tenga que pagar algunas cuotas de instalación según su plan. Luego le corresponde a usted elegir un método de pago. El IRS acepta pagos por débito electrónico, un plan de retiro bancario automático, cheque, transferencia bancaria o pagos con tarjeta de crédito. El IRS ofrece un sistema en línea para comprobar el historial de pagos, revisar su configuración de débito directo, y más para que pueda ver que está reduciendo su balance con el tiempo. El método de pago que elija también puede incluir su propia cuota de tramitación, así que considere cuidadosamente sus opciones de pago.

Es importante señalar que el interés y las penalizaciones continuarán acumulándose hasta que el balance sea cero, incluso cuando usted puede estar haciendo los pagos requeridos cada mes.

Dicho esto, el Servicio de Impuestos Internos no describe cada tipo de acuerdo y tipo de plan de pago, porque pueden variar enormemente en función de lo que un contribuyente en particular puede hacer. Usted tiene métodos de pago más que convenientes para elegir. Puede elegir un plan de pago justo mientras hace todo lo posible para evitar cargos adicionales para que no esté haciendo pagos electrónicos al IRS años después de su presentación original.

Plan de pago a corto plazo

Si debe $100,000 o menos en impuestos, intereses y penalizaciones, y ha presentado todas sus declaraciones de impuestos, podría optar a un acuerdo de pago a plazos con un corto periodo de amortización, normalmente de 90 o 180 días. Los planes de este tipo están diseñados para que los contribuyentes individuales paguen los impuestos adeudados en 90 o 180 días. Este plan está diseñado para ofrecerle un período de reembolso más corto y ayudarle a resolver rápidamente sus obligaciones fiscales.

Las ventajas de un plan de pago a corto plazo son, entre otras, evitar posibles acciones de cobro y reducir el importe total adeudado mediante el pago de los impuestos adeudados más pronto. Además, el establecimiento de un plan de pagos demuestra un esfuerzo de buena fe para cumplir con las obligaciones fiscales, lo que puede ayudar a evitar penalizaciones y cargos adicionales.

Plan de pago a largo plazo (Acuerdo de Pago a Plazos)

Si usted debe $50,000 o menos en impuestos, intereses y multas, entonces calificaría para un plan de pago a largo plazo (Claro que debe presentar sus declaraciones requeridas antes de solicitar un acuerdo de pago a plazos).

Los contribuyentes con bajos ingresos pueden optar por una reducción o exención de las cuotas de usuario al establecer un plan de pago a largo plazo. El IRS determina la elegibilidad en función de los ingresos y la situación financiera del contribuyente.

Usted puede utilizar la aplicación en línea para un Plan de Pagos (OPA por sus siglas en inglés) en el sitio web del IRS para hacer una solicitud de plan de pago a largo plazo o presentar el Formulario 9465, la solicitud de acuerdo de pago a plazos, con su declaración de impuestos, o llamar directamente al IRS.

El establecimiento de un plan de pagos a largo plazo ayuda a los contribuyentes a evitar posibles acciones de cobro y les permite pagar sus impuestos adeudados a lo largo del tiempo. Mediante pagos mensuales puntuales, las personas pueden reducir gradualmente su balance total y cumplir con sus obligaciones fiscales.

Este tipo de Acuerdo de Pago a Plazos existe para permitir que los contribuyentes terminen el pago de un gasto grande, como un préstamo de automóvil o pagos de manutención de sus hijos sin tener que pagar una penalización de pago tardío al IRS cuando comienzan a hacer los pagos requeridos y oportunos. Este plan comienza con un calendario de pagos dividido en el que el pago global más grande recibe el enfoque principal y se recogen pequeñas cuotas en el balance fiscal no pagado. Una vez que se completa el balance pendiente del gasto inicial (generalmente dentro de 12 meses), el contribuyente cambia el pago completo a los impuestos atrasados durante los siguientes 48-60 meses. Este programa alivia la tensión de los pagos de impuestos sin causar el incumplimiento de otras obligaciones financieras.

Este tipo de Acuerdo de Pago a Plazos viene con un par de pautas estrictas que determinan la elegibilidad de un individuo. Hay algunas ventajas añadidas que hacen que este programa merezca la pena, como no tener que revelar toda la información financiera del contribuyente a la agencia fiscal federal o estatal. La deuda fiscal real o estimada debe ser inferior o igual a $50,000. Además, el balance total, que incluye penalizaciones e intereses acumulados, debe pagarse al IRS o al estado en un plazo de 60-72 meses. Este acuerdo es ideal para los contribuyentes que no quieren hacer frente a los pagos a lo largo del tiempo y tienen importantes activos o ingresos disponibles.

Una opción de plan de pago parcial viene con un registro más complicado, pero también es uno de los tipos de plan de pago más económicos. Los contribuyentes que hagan esta solicitud de plan de pago tendrán que revelar toda su información financiera y los documentos al IRS para ser aceptados.
Community Tax negocia un pago por dificultades financieras basado en la información financiera actual del contribuyente. Este pago por dificultades financieras es menor al pago mensual necesario para satisfacer la deuda fiscal en su totalidad.

El IRS tiene un estatuto de limitaciones de 10 años para cobrar deudas fiscales vencidas. El pago PPIA se hará por la duración de ese período de 10 años, pero no va a pagar el balance fiscal en su totalidad en el momento en que el IRS ya no pueda cobrar la deuda fiscal. Esencialmente, esta opción de plan de pago le permite acordar pagar tanto como pueda durante el tiempo que se les permita cobrar. Después de 10 años, el reloj se agota y usted ha pagado todo lo que necesita.

Como uno de los acuerdos más cómodos, un acuerdo de gastos condicional permite a los contribuyentes seguir pagando una factura mensual a largo plazo o gasto(s) al tiempo que hace frente a su gravamen fiscal. Los que califican para este acuerdo deben tener un esquema de pago estable para algo así como un programa 401k o una tarjeta de crédito que están obligados a mantener.

El acuerdo condicional suele tener una duración de 60 meses y paga la totalidad de los balances.

Durante este tiempo, debe hacer tres cosas:

  1. Hacer pagos al IRS en la cantidad acordada.
  2. Continuar pagando sus gastos condicionales(s) y presentar pruebas a través de recibos de pago, etc.
  3. Darle al IRS cualquier documento o registros financieros que requieran.

Este programa permite al contribuyente continuar con su estilo de vida actual sin interrupciones y, al mismo tiempo, pagar al IRS los impuestos adeudados en su totalidad.

Acuerdo de pago a plazos tradicional

En lugar de hacer un pago global o un pago diferente por adelantado, esta opción de acuerdo de pago le permite pagar la totalidad de los impuestos adeudados en cuotas mensuales repartidas a lo largo de 10 años.

Este programa elimina el estrés de intentar realizar un pago único completo y garantiza la tranquilidad del contribuyente. Este programa permite al contribuyente pagar sus impuestos adeudados a lo largo del tiempo sin correr el riesgo de ser embargado.

El estatus Actualmente No Cobrable (CNC)

Si usted está pasando por dificultades financieras, hay una manera de ser completamente liberado de sus impuestos adeudados del IRS. Esto es menos como una opción de pago a plazos y más como una forma de retrasar el cobro de su derecho de retención de impuestos federales. El estatus de Actualmente No Cobrable elimina los balances fiscales del contribuyente de las recaudaciones activas con el IRS.

El contribuyente aporta documentación sobre su situación financiera actual y su convenio vigente. Si dicha documentación demuestra que el contribuyente no puede hacer frente a sus obligaciones básicas, por no hablar de su obligación fiscal, el IRS declarará una dificultad financiera. Como el estatuto de limitaciones en los impuestos adeudados es de 10 años, el individuo debe presentar continuamente sus declaraciones de impuestos y proporcionar cualquier información solicitada al IRS de manera oportuna. Cada vez que un contribuyente recibe un aumento de sueldo o su relación ingresos/gastos cambia de tal manera que ya no se encuentra en dificultades financieras, puede perder su estatus de Actualmente No Cobrable. En este punto, se puede elaborar un nuevo plan de pago para liquidar el balance con el IRS basado en la nueva situación financiera en la que se encuentra el contribuyente. El estatus de Actualmente No Cobrable permite a los contribuyentes cierto alivio mientras intentan mejorar su situación financiera.

Reducción de penalizaciones

Las penalizaciones pueden convertir rápidamente una situación de deuda fiscal de mala a peor. Con nuestra asistencia en la reducción de penalizaciones, las multas añadidas a las obligaciones fiscales pueden ser eliminadas. Recuerde, una reducción de penalizaciones sólo se aplica a las multas. Actualmente, el IRS no reduce los intereses. Para lograr una reducción de penalizaciones, una persona puede presentar pruebas de que se perdieron los pagos o plazos de presentación u otro comportamiento de incumplimiento por razones incontrolables. Además, deben demostrar que están trabajando para rectificar el problema mediante la presentación de los formularios o declaraciones que faltan y el pago de los balances requeridos.

¿Le preocupan sus impuestos? Nosotros podemos ayudarle.