Sanción por negligencia del IRS: Qué es y qué hacer

El IRS impone sanciones por negligencia a los contribuyentes que han presentado incorrectamente sus impuestos o han pagado menos de lo que deben. Las sanciones por negligencia suelen incluirse cuando el IRS realiza una auditoría. En caso de pago insuficiente, la sanción por negligencia fiscal puede suponer un cobro del 20% del valor de sus impuestos no pagados. Dependiendo de su factura fiscal personal, esto puede suponer una suma considerable. 

En este post, cubriremos las sanciones por negligencia del IRS, cómo pueden incurrir en ellas, qué debe hacer si recibe una, y sus mejores estrategias para trabajar hacia la disminución de la sanción por negligencia del IRS. Aquí está una lista de temas que encontrará en este post.

Empecemos por definir las sanciones por negligencia del IRS.

¿Qué es una sanción por negligencia del IRS?

Las sanciones por negligencia del IRS son una forma en la que el IRS se asegura de que los contribuyentes declaren completa y correctamente sus ingresos y otra información fiscal al presentar los impuestos. Las multas por negligencia a menudo se emiten cuando el IRS realiza una auditoría en su declaración de impuestos. Por ejemplo, si usted paga de menos sus impuestos e incurre en una auditoría, también puede estar sujeto a una multa por negligencia de impuestos, este cargo puede ser de hasta el 20% de los impuestos que aún debe, además de pagar completamente esos impuestos.

Con el fin de entender el propósito de las sanciones por negligencia y cuando se puede incurrir en ellas, es importante entender primero lo que es una auditoría. Una auditoría del IRS es una revisión de los documentos fiscales de un individuo u organización para asegurar que toda la información reportada es acertada, y que la información necesaria ha sido realmente reportada. Las auditorías son relativamente infrecuentes para los contribuyentes individuales, pero ocurren

Las auditorías del IRS pueden ocurrir a veces al azar como parte de los programas generales de garantía de calidad y consistencia interna del IRS. Sin embargo, también puede estar sujeto a una auditoría y a sanciones de auditoría si hay algo en sus declaraciones de impuestos que el IRS considere sospechoso.

Un ejemplo común son los ingresos no declarados. Digamos que, además de un trabajo de tiempo completo, también trabaja a medio tiempo para ganar un poco de dinero extra. Si no declara esos ingresos extras en su declaración de impuestos, puede ser sujeto a una auditoría. O, si ha ganado dinero con la venta de inversiones o propiedades, y no incluye estos ingresos en la declaración (o, peor aún, no paga impuestos por ellos), también puede ser sujeto a una auditoría

En cualquiera de estos casos, es probable que también se enfrente a sanciones por negligencia junto con la auditoría. En la siguiente sección, repasaremos los distintos errores que pueden llevar a una sanción por negligencia.

¿Cuáles son las diferentes formas de negligencia?

Los impuestos son complicados y no hay escasez de formas en las que accidentalmente se puede informar mal u olvidar incluir información relevante al presentar una declaración. A continuación se presentan algunos de los diferentes tipos de negligencia que el IRS está en la búsqueda de la auditoría de las declaraciones de impuestos de un individuo o negocio. 

Tipos de negligencia

  • Representación incorrecta de la situación fiscal: Si declara de forma incorrecta características de su situación fiscal, como por ejemplo si tiene derecho a determinadas deducciones y créditos fiscales, puede ser objeto de una sanción por negligencia. Es importante leer detenidamente los criterios de calificación de cada deducción y crédito antes de solicitar alguno.
  • Ingresos no reportados o subestimados: Como se ha mencionado anteriormente, es importante que, a la hora de presentar la declaración de impuestos, incluya todas las fuentes de ingresos a las que haya tenido acceso en el transcurso del año fiscal. Eso incluye el salario, los ingresos por hora, las ganancias de capital a través de inversiones o la venta de propiedades, así como los ingresos por contrato y por trabajo independiente.
  • No llevar un registro adecuado de los impuestos: El IRS requiere que las personas incluyan información de los años fiscales anteriores, información relevante sobre los ingresos, como un W-2, y la documentación que demuestre que usted tiene derecho a cualquier alivio fiscal que pueda estar reclamando. Si, al auditar sus registros, el IRS encuentra que usted no ha proporcionado suficiente documentación para probar su situación fiscal, puede ser sancionado. 
  • Controles internos no adecuados para procesar transacciones comerciales: Del mismo modo, las empresas deben mantener un registro adecuado de todas las transacciones sujetas a impuestos e informar de ellas al IRS al presentar impuestos de empresas para evitar una auditoría y sanciones por negligencia. 
  • Historial de incumplimiento de requisitos del IRS: Si en el pasado ha incumplido los requisitos del IRS, puede ser más probable que le sancionen durante una auditoría. El auditor evaluará si ha habido un historial de retrasos en los pagos o sanciones para establecer si usted ha tenido un historial de incumplimiento.
  • Retener información del IRS o de un preparador de impuestos: El IRS puede imponer una sanción por negligencia fiscal si usted les ha ocultado información sobre algunos aspectos de su situación fiscal. Del mismo modo, si ha trabajado con preparadores de impuestos profesionales y no les ha proporcionado toda la información necesaria para informar con precisión de su situación fiscal al preparar sus impuestos, puede ser sancionado. 
  • Negligencia fiscal estatal: Si también ha omitido alguna información necesaria en sus impuestos estatales, el servicio de recaudación de impuestos de su estado también puede auditar su declaración. Si esto sucede, puede desencadenar una auditoría federal, que a su vez puede dar lugar a sanciones por negligencia, si es que alguna aplica. 

Como regla general, es una buena idea repasar a fondo sus impuestos y asegurarse de que todas las fuentes de ingresos y toda la demás información fiscal relevante estén incluidas antes de presentarlos. Si no está seguro, siempre puede trabajar con un preparador de impuestos profesional, como los que están disponibles a través de Community Tax. Sólo asegúrese de que, si trabaja con un profesional, le proporcione toda la información que necesitará para preparar y presentar sus impuestos de forma completa y precisa.

Negligencia vs. Fraude

La negligencia puede adoptar muchas formas diferentes, ya que los impuestos son complicados y dejan mucho margen de error. Sin embargo, es importante distinguir entre la negligencia y el fraude: esto determinará si el IRS impondrá una sanción por negligencia o si la falta de atención intencional es suficiente para constituir un fraude ilegal. La negligencia suele ser un error honesto causado por no prestar suficiente atención a sus impuestos al presentar la declaración, o simplemente no darse cuenta de que tenía que declarar una determinada fuente de ingresos.

Por otro lado, el fraude fiscal es la tergiversación intencionada de información, a menudo para obtener un beneficio personal. Utilizar intencionadamente información fraudulenta en sus declaraciones de impuestos puede dar lugar a acciones legales por parte del IRS. Las acciones que el IRS considera fraude incluyen:

  • Explicar falsamente los ingresos omitidos o no declarados.
  • Grandes discrepancias entre los ingresos reales y los declarados, u ocultar fuentes de ingresos.
  • Errores consistentes que resulten en beneficio del contribuyente, como la declaración de deducciones falsas.
  • Registros fiscales engañosos o falsificados, o no presentarlos a petición del IRS.
  • Tergiversar intencionalmente una situación fiscal a un preparador de impuestos.
  • Grandes operaciones monetarias no claramente asociadas a la actividad del contribuyente.
  • Tergiversación verbal de los hechos.

El IRS indica que un solo indicio de fraude no suele ser suficiente para fundamentar acusaciones graves de fraude. Sin embargo, la aparición de más de uno de estos indicios en las declaraciones de impuestos de una persona puede dar lugar a una investigación o acusación de fraude fiscal.

Si usted no ha estado tergiversando de manera intencional la información en los documentos fiscales, o no le ha mentido sistemáticamente sobre sus ingresos al IRS, entonces en la mayoría de los casos no tendrá que preocuparse por el fraude fiscal. La negligencia, sin embargo, puede ocurrirle a cualquiera que cometa unos cuantos errores al preparar sus impuestos.

No pagar los impuestos o no presentar las declaraciones de impuestos

Es importante tener en cuenta que las consecuencias por no pagar completa y correctamente sus impuestos y presentar sus declaraciones de impuestos no terminan con las sanciones por negligencia. Si usted es auditado por no pagar o presentar sus declaraciones, también puede enfrentarse a más cargos por parte del IRS

  • Cargo por no presentar: El IRS le cobrará un cargo por no haber presentado sus impuestos. Pueden cobrarle hasta el 5% de su cuota fiscal, además de tener que seguir pagando esa cantidad. Se le cobrará un 5% cada mes hasta un máximo del 25%. También se le cobrará una sanción adicional por presentación tardía (cuando finalmente presente la declaración) equivalente al menor de los siguientes importes: $435 o el 100% de su cuota fiscal.
  • Cargo por falta de pago: La falta de pago no es, por sí misma, una multa como la falta de presentación, pero aún así debe evitarse. El IRS le impondrá un cargo mensual equivalente al 0,5% de la cantidad que le debe al IRS, con un máximo del 25%. La tasa de la multa mensual aumenta al 1% al mes si todavía no ha pagado 10 días después de recibir un aviso del IRS. Además de los cargos por falta de pago, también se le cobrarán intereses sobre el saldo restante según la tasa de interés federal actual más el 3%, compuesto diariamente

No presentar los impuestos en su totalidad, correctamente y a tiempo puede acarrear una amplia gama de posibles multas y sanciones. Por eso es especialmente importante presentar la declaración correctamente. Sin embargo, si el IRS ya ha aplicado una multa por negligencia fiscal, probablemente se esté preguntando qué hacer a continuación. Vamos tocar ese tema a continuación. 

Qué hacer si recibe una sanción por negligencia.

Recibir una sanción por negligencia cuando ya está sufriendo una auditoría fiscal puede resultar agotador y desalentador. Sin embargo, es importante saber que hay medidas que puede tomar para mitigar el daño que una sanción por negligencia causa a su bienestar financiero.

Es probable que el IRS le notifique sobre el reclamo de negligencia a través de un “Aviso CP200 de ingresos no declarados”, indicando que usted está sujeto a una sanción 6662 del IRS. Si usted cometió un verdadero error por poca o ninguna culpa propia, y no cree que deba ser responsable de pagar la sanción por negligencia, tiene la opción de impugnarla.

Impugnar la sanción por negligencia del IRS.

Impugnar una sanción por negligencia del IRS implica ponerse en contacto con el mismo, normalmente en respuesta al aviso CP200 mencionado anteriormente. Al responderle al IRS, es importante argumentar que usted trató seriamente de cumplir con su obligación de declarar impuestos en la medida de sus posibilidades, pero que no pudo cumplir plenamente debido a alguna otra circunstancia que usted no controlaba.

Por ejemplo, usted puede argumentar al IRS que:

  • Cometió errores matemáticos aislados al presentar sus impuestos.
  • Obtuvo información incorrecta de un empleador, corredor de bolsa u otra fuente de ingresos.
  • Sinceramente, entendió mal las instrucciones del IRS o fue mal orientado por información inconsistente.
  • Confió en un profesional fiscal competente que cometió un error al preparar su declaración. 
    • Nota: en este caso, el IRS puede optar por escuchar su defensa y documentarla. Sin embargo, los precedentes legales mantienen que, aunque los contribuyentes tienen derecho a autorizar a un preparador de impuestos externo, la responsabilidad de sus obligaciones fiscales en última instancia recae en el contribuyente, no en el profesional

Por lo general, es una buena idea impugnar la sanción por negligencia fiscal tan pronto como la reciba, ya que esperar a responderle al IRS, y negarse a pagar mientras tanto, podría dar lugar a más sanciones y complicaciones legales. Al tratar con el IRS, y especialmente al impugnar las acciones que están tratando de tomar en contra de usted y sus activos, siempre es una buena idea proporcionarles rigurosamente la documentación de apoyo para cualquier argumento que usted esté tratando de dar.

Documentar minuciosamente su caso, proporcionar pruebas para sus reclamos, y seguir el papeleo involucrado en el proceso consume tiempo y es estresante. Y, al hacerlo usted mismo, puede aumentar la probabilidad de que se produzca un error que reduzca sus posibilidades de impugnar con éxito la sanción por negligencia o, lo que es peor, de incurrir en sanciones adicionales. Por suerte, no tiene que hacer todo esto solo. Community Tax está aquí para proporcionarle ayuda en la auditoría de impuestos.

Obtener ayuda de un profesional

Community Tax es una empresa de confianza y con experiencia que se especializa en optimizar la situación fiscal de nuestros clientes, desde los impuestos de pequeñas empresas hasta la preparación de impuestos personales. Lidiar con una sanción por negligencia del IRS, la auditoría que probablemente la acompañe, y cualquier otro cargo, interés, o la posibilidad de acciones legales puede ser estresante y consumir mucho tiempo. Community Tax emplea a un equipo de profesionales con experiencia que hacen lo necesario para asegurar que usted obtenga el mejor trato posible del IRS. Ofrecemos una serie de servicios que pueden ayudarle a prevenir o negociar una sanción por negligencia.

Preparación de impuestos

Community Tax ofrece servicios expertos de preparación de impuestos para individuos y pequeñas empresas. Al emplear profesionales de impuestos con experiencia, usted minimiza el riesgo de cometer errores críticos que pueden conducir a sanciones por negligencia. El equipo de Community Tax trabaja rigurosamente en los detalles de su situación fiscal para asegurar que su situación fiscal completa sea reportada al IRS, reduciendo así su riesgo de una auditoría.

Trabajar con profesionales dedicados a los impuestos no sólo reduce el riesgo de auditoría, sino que también puede aumentar su potencial para un gran reembolso de impuestos del IRS. Eso es porque, presentando solo, usted puede no ser consciente de las diversas exenciones y créditos a los que tiene derecho. Al trabajar con un profesional como los disponibles a través de Community Tax, usted puede asegurarse de que usted se aprovecha de todas las exenciones fiscales que se merece.

Resolución de impuestos 

Si usted ya está experimentando una auditoría, o ha incurrido en la deuda de impuestos, pagos de intereses, o sanciones, los servicios de resolución de impuestos de Community Tax pueden ayudar. Podemos guiarlo a través de todo lo que necesita saber para mejorar su postura con el IRS, potencialmente salvándolo de más deudas y sanciones. Y, si usted está en deuda con el IRS, Community Tax puede ayudarle a hacer una oferta de compromiso o establecer un plan de pago del IRS, para que su deuda de impuestos no le cueste su bienestar financiero.

Community Tax también puede ayudar a preparar la documentación necesaria para presentar su caso ante el IRS. Al trabajar con nuestros especialistas en resolución, usted ayudará a asegurar que su caso sea presentado a fondo al IRS, y minimizará sus posibilidades de pagar más de lo que debería, incluso ayudándole con la disminución de sanciones por negligencia del IRS.

Monitoreo fiscal

Si ha tenido problemas con el IRS en el pasado, Community Tax puede ayudarle a prevenir cualquier futura morosidad a través de nuestro Programa de monitoreo fiscal. Después de resolver su cuota fiscal, nuestros profesionales le ayudarán a preparar, revisar y examinar todos sus documentos fiscales para asegurarse de que esté en buen estado. 

Si usted ya está en cumplimiento, el “Programa de monitoreo fiscal” de Community Tax puede ayudarle a mantenerse de esa forma, proporcionándole asistencia experta en todos los documentos fiscales. Nuestros profesionales de monitoreo fiscal pueden ayudarle a navegar nuevas situaciones también, como nuevas ganancias de inversión, un matrimonio, o adiciones recientes a su familia, para asegurar que usted permanezca en pleno cumplimiento, mientras que también se aprovecha de todas las ventajas fiscales disponibles para usted.

Cualquiera que sea su situación fiscal, desde la preparación de su declaración de impuestos anual hasta la resolución de adeudos y la impugnación de sanciones por negligencia, Community Tax está aquí para ayudarle. Póngase en contacto con uno de nuestros experimentados representantes hoy mismo para saber más sobre cómo podemos ayudarle a resolver su situación fiscal.